Lucia i el sexo

Se hace tanto de rogar que no sé qué le voy a contar a los editores. Por eso te tengo que traer las historias a casa, las hijas de verdad. Acude secretamente a conocer a su hija. El estatus de realidad o ficción se vuelve complejo de determinar en lo sucesivo. Lucía le insta: La relación entre Belén y Lorenzo comienza con un juego de seducción a través de la intimidad de las declaraciones sexuales de Belén. Estas escenas se intercalan con momentos de separación entre Lorenzo y Luna en la isla, hasta llegar el momento en el que los sonidos del perro se hacen reconocibles y Luna desaparece por un agujero en la tierra.

Un rottweiler, semejante al que Lorenzo vio en la televisión del bar el día en que conoció a Lucía, la ha matado. Finalmente la vemos nadando en el agua hasta reunirse con su madre Elena que ahora es una sirena como le había contado Lorenzo en el cuento. De esta forma, el agujero en que se cae abre la posibilidad de volver a empezar.

Permite que se complete el círculo de la vida. Luna vuelve, tras su muerte, al liquido amniótico originario. Después de este giro, Lorenzo empieza a mostrar síntomas negativos de la esquizofrenia, se vuelve una persona hermética y depresiva. Lucía ratifica la afectación de Lorenzo, y su envolvimiento en la trama de su novela, con el siguiente comentario: Las escenas siguientes muestran a Belén y a su madre muertas. Lorenzo, que es quien las descubre, grita, se despierta y le dice a una Lucía dormida: Se dirige hacia su ordenador y comienza a escribir.

El desenlace de esta historia llega ya en la isla.

Sin tetas no hay paraiso

Elena le cuenta que Belén cuidaba a su hija. Lucía reconoce la noticia que le muestra Elena como suceso acontecido en la novela de Lorenzo. Los agujeros de la percepción La incertidumbre acerca de la naturaleza real o artificial de la trama que convierte a Lucía y el sexo en ejemplo de producción esquizofrénica es enfatizada a través de su estructura y forma.

Dicha estrategia técnica retrata visualmente la voluble psique del protagonista. Medem ha creado un mecanismo que le sirve para unir no sólo las diferentes historias, sino también los diferentes mundos de la realidad y la ficción, el de los agujeros. A lo largo de la trayectoria de Medem, estos agujeros han servido como puertas que, a través de una cinematografía poética, se abren a mundos alternativos, alejados de la percepción real o convencional: Se podría objetar que en la contemporaneidad, la forma tradicional de narrar escritura o filmación ha aceptado entre sus cualidades constitutivas la fragmentación en tanto que se preserve una lectura secuencial.

Es decir, que al reconstruir la narrativa el espectador pueda ordenar los eventos. De esta forma, se le impone al espectador una experiencia no secuencial. Cuando en Lucía y el sexo los personajes se caen por los agujeros, la historia y el destino de los personajes mismos comienzan, en cierto sentido, de nuevo. Lorenzo se lo explica así a Elena: La primera ventaja es que cuando llega al final no se acaba, sino que se cae por un agujero y el cuento reaparece en mitad del cuento.

La película acaba repitiendo las palabras de Lorenzo: De nuevo, lo onírico y surreal se mezclan en la trama con lo real de tal forma que la clara demarcación pierde su sentido. En ella, la trama de la película se construye a partir de la alternancia de visión de los dos amantes, Ana y Otto. La enajenación, la duda y el simulacro - estructuras del sinsentido- confluyen en las películas de Medem hasta producir sentimientos esquizofrénicos en el espectador.

En este sentido, la esquizofrenia y el proceso creativo parecen correr en paralelo. Consecuentemente sufre las mismas alucinaciones. Sin duda, la estética esquizofrénica de Lucía y el sexo deja al espectador con la incertidumbre arraigada en su memoria. Lo que quiere Medem es embaucarnos y someternos al deleite de su poética esquizofrénica. Una de las manifestaciones de la desterritorialización se produce al atravesar las fronteras entre lo virtual y lo actual. El arte esquizofrénico deconstruye la ilusión de lo real y presenta una especie de reconstrucción fantasmal.

Patrick L. Dulin sobre el tema. En general, las diferentes mujeres que pueblan Lucia y el sexo representan diferentes tipos de sexualidad, amor y rol. Elena representa la ternura maternal ella cuida de todos los personajes , Lucía el apoyo y la comprensión, y Belén la energía sexual en estado puro. Aquí, el sexo como lascivia conduce a la destrucción. Elena le pone dicho nombre en recuerdo de la noche en la que fue concebida, pero su nombre también la conecta directamente al sistema solar de Lorenzo.

En primer lugar, al asumir la identidad maltesa del personaje de Lorenzo pero, principalmente por su constante identificación con Belén y por la confusión visual entre ambos. Esta identificación se extiende, para el espectador cuando Lucía, ya en la isla, mira disimuladamente, desde la aparente distancia de su lectura, el reclamo sexual de Elena a Carlos.

La cursiva es nuestra.

Video Playlist

Con Lucía y el sexo, Medem permite que esto suceda explícitamente y dentro del marco de la trama. Si Los amantes del círculo polar terminaba para el espectador con la muerte física de Ana, en Lucía y el sexo Elena puede empezar de nuevo con su hija, y Lorenzo con Lucía. Lorenzo ha estado evitando el contacto con ella y cansada de dejarle recados le dice a la secretaria: Os voy a dejar una pista a los dos: Obras citadas Baudrillard, Jean. Simulacra and Simulation.

Sheila Faria Glaser. Ann Arbor: U of Michigan P, Deleuze, Gilles y Felix Guattari. Capitalism and Schizophrenia, Minesota: University of Minesota P, Domínguez-García, Javier.


  • Lucía y el sexo. Filmografía de Julio Medem - zaqeqarokaby.ml.
  • Película Lucía y el sexo - crítica Lucía y el sexo.
  • Menú de navegación.
  • Lucía y el sexo - Auñamendi Eusko Entziklopedia.
  • ¿Tienes algún artículo relacionado con la cultura vasca?!
  • conocer chicas en kiev.

Routledge, Foucault, Michael, Mental Illness and Psychology. Alan Sheridan, Nueva York: Harper and Row, Theoretical Debates and Cultural Practices. Jo Labanyi, Oxford: Oxford UP, Shakespeare, Greenaway, Celine. Leamington Spa: Berg P, Hainge, Bran Nicol, Edinburgh: Edinburgh UP, Essays on Postmodern Culture, Ed.

More stuff

Hal Foster, Seattle: Bay P, El azar como forma de contar. Medem, Julio. Lucía y el sexo: Ocho y medio. Libros de cine Lucía y el sexo de Julio Medem. Stone, Robert, Spanish Cinema, Londres: Pearson Education Limited Download pdf. Remember me on this computer. Enter the email address you signed up with and we'll email you a reset link. Need an account? Click here to sign up. Precisamente por la complejidad del relato, Julio Medem realizó hasta seis versiones del guión de Lucía y el sexo. Pese a eso, también representa una dificultad para el guionista en este caso, el propio Medem que, aunque sabe que su historia pide a gritos esa discontinuidad, se encuentra ante el reto de escribir un relato que se crezca en esa estructura, y que dicha estructura no espese demasiado la historia y que, sobre todo, no la haga parecer superficial.

Para mí, Lucía ha sido un regalo, un sentimiento. Gracias, Julio. El guión escrito por Julio Medem antes del rodaje del film contiene la mayoría de escenas calcadas a las que aparecen en la película.


  • Tal vez te pueda interesar:.
  • Lucía y el sexo!
  • chicos online application.
  • Sombras de Luna.
  • Imagen, Audiovisuales y espectáculos;

En primer lugar, es significativo el cambio del inicio de la película. Posiblemente, Julio Medem no quiso al final darnos demasiada información ya desde un buen principio, ya que el film tiene eso, que nos va adentrando en la historia lentamente. Cabe decir que la mayoría de cambios del guión al film parecen ir en ese sentido: Medem se dio cuenta de que nos daba demasiadas pistas, y prefirió que el espectador fuese descubriendo todo poco a poco.

La secuencia 1 también empieza de otra manera. Después la historia continua fiel al guión: A continuación, en el guión original, Lucía conocía ya a Carlos y a Elena, pero en el film estas escenas se retrasan, ya que ahora se explica la noche de pasión de Lorenzo y Elena, el embarazo de ésta y su huida a Madrid.

A partir de aquí, el film es idéntico al guión, tanto por lo que se refiere al orden de las escenas como al contenido excepto algunas frases, sin importancia. El film continua idéntico al guión escrito por Medem antes del rodaje hasta el final. Aun así, también he hablado de la eliminación de algunas escenas. Allí conoce a Carlos y Elena, y empieza a descubrir poco a poco los secretos que Lorenzo guardaba y que iba transformando en una novela a medida que iban pasando acontecimientos: Es una historia de amor entre Lorenzo y Lucía, entre Lorenzo y su hija Luna, entre padres e hijos.

Lorenzo tiene el mismo nombre que el sol, al que se le llama Lorenzo, como todos sabemos. Lucía, su novia, la que se desvive por él, es la luz del sol. Pues ésa es la hija de Lorenzo, Luna, concebida en una noche de luna llena. Así pues, los nombres de los personajes principales son escogidos a conciencia por el guionista. Otro hecho destacado de la película es que aparecen muy pocos personajes.

Lucía, Lorenzo y Elena serían los protagonistas, ya que los tres ven como su equilibrio desaparece y todos tienen un objetivo claro. Los tres evolucionan. Todos ellos juegan un papel importante en la película porque ayudan al desarrollo de los protagonistas. Así, ya vemos que ellos no tienen importancia en la historia, son personajes estructurales. Las relaciones entre los personajes de Lucía y el sexo son complejas.

Lucía y el sexo

Belén-su madre-Carlos. Y es que Medem es un maestro de las miradas. Las muestra de una manera muy especial, como sólo él sabe mostrarlas, y por eso vemos sexo en el film, pero un sexo que no es bruto ni sucio, y no es tampoco un sexo porque sí. Lucía es la protagonista del film, ya que incluso le da el nombre. Es una chica de unos 25 años, guapa y sencilla. Es transparente, porque con el simple hecho de verla sabemos cómo se siente y qué piensa. Es generosa y cariñosa, y muy apasionada en el amor. Lo da todo por su novio Lorenzo.

Sus padres y hermana fallecieron cuando era tan sólo una niña, y por eso necesita dar y recibir tanto cariño. Trabaja como camarera en un restaurante, y su jefe le tira los tejos, pero ella es fiel a Lorenzo. Le ama con locura. Es muy sentimental, aunque también impulsiva. Necesita que Lorenzo le diga que la quiere, y que se lo demuestre, porque en cierta manera es un poco insegura. Sabe que Lorenzo le esconde cosas, y necesita que él se dé a ella tanto como ella a él.

Ya en el primer acto se nos presenta a Lucía tal y como es. Es incapaz de esconder lo que lleva dentro. Necesita recuperar su equilibrio como sea. Así, el objetivo de Lucía es precisamente ése: Él lo era todo para ella, y necesita aprender a vivir sola de nuevo. No puede quedarse en Madrid, y por eso huye. Es como si quisiese huir de todo lo que le ha pasado, y a la vez conocer mejor a Lorenzo, y descubrir qué hay en esa isla que le ataba tanto. Lucía vuelve a trastocarse cuando ve que Elena ha estado chateando con Lorenzo, quien le ha escrito un cuento para ayudarla a olvidar.

Entonces, Lucía ve que ha huido al lugar equivocado, pero aquí surge un nuevo objetivo para la joven, ya que se propone saber al fin toda la verdad. Arco del personaje: Lucía sufre una clara evolución en el film. Después de romperse su equilibrio, se desengaña de la vida y pretende recuperarse de ese golpe.

Toma conciencia de su soledad e intenta aprender a vivir con ella. Pero los descubrimientos sobre la vida de Lorenzo la hacen madurar y reposicionar su lugar en el mundo. Se da cuenta de que Lorenzo nunca dejó de quererla, y comprende sus angustias y miedos. Cuando Lorenzo regresa, su vida vuelve a tener sentido, y no ve necesidad de perdonarle, puesto que no hay nada que personar. Con Lorenzo, vuelve a sentirse feliz. Lorenzo es un joven escritor madrileño que no consigue escribir otra novela buena, pese a que lo intenta desde hace dos años. Es delgado, con aspecto de débil, pero con mirada inteligente.

Es un buen cocinero. Su editor, Pepe, es a la vez su gran amigo, que le anima a continuar escribiendo. Lorenzo se siente muy inseguro porque no consigue la novela que quiere, se siente en baja forma, pese al apoyo de su fiel lectora, Lucía. Desconoce su paternidad hasta que Pepe se lo cuenta, y eso le hace perder el equilibrio que tenía. Duda sobre todo a su alrededor. Cuando descubre que tiene una hija, su objetivo principal es encontrarla y conocerla, a escondidas de Elena, y el objetivo de la novela pasa a ser complementario, no secundario.

Quiere pedir perdón a Elena, y volver con Lucía, que, como él mismo dice, es un regalo para él. Posteriormente, sufre un accidente y queda en coma. Lorenzo pasa de ser un escritor que vive felizmente intentando crear una nueva novela a ser un hombre que tiene una hija muerta, que apenas ha podido conocer, y que le ha marcado las entrañas. Es una mujer joven y guapa, muy buena cocinera, que vive en Formentera, donde tiene una casa de huéspedes.

Le encanta chatear por Internet. Vivió hace seis años una noche de sexo con Lorenzo, que sin saberlo la dejó embarazada y volvió a Madrid. Elena decidió huir de su Valencia natal hacia Madrid, en busca del padre de Luna, que nació en la capital. No pudo encontrarle, así que se casó con un futbolista rico y vivió siempre con la incertidumbre de encontrar al padre de su hija.

Desde entonces, no ha vuelto a llorar. Intenta vivir en la lejanía, ajena a su pasado, pero la foto de Luna corona la pared de su habitación. Su hija vive dentro de ella, la lleva consigo, y no culpa a nadie de lo sucedido, aunque prefiere no hablar del tema. Elena quiere vivir en armonía después de la muerte de su hija. Quiere olvidar lo malo del pasado, quiere sobrevivir de la mejor manera posible, dando y recibiendo cariño de sus huéspedes. Pero en el film también vemos a la Elena del pasado, que tiene el firme propósito de encontrar al padre de su hija.

Por tanto, no hay un objetivo principal y uno secundario, sino que hay distintos objetivos en el pasado y en el presente. Así, ni una ni otra pueden olvidar. Elena también sufre cambios importantes.

Entradas recientes

Desde el inicio del film hasta el final, es una mujer distinta. La vida la ha tratado con dureza, y de eso aprende.